Amparo Hernández Ibáñez

BIOGRAFÍA
Nací en Barcelona en 1963 en el seno de una familia obrera, mi madre era conserje en un edificio y mi padre estibador portuario. Cursé estudios de Trabajo Social en Barcelona. Empecé a comprometerme política y socialmente a los 17 años. Milité en las CJC (Colectivos de Jóvenes Comunistas de Catalunya) y en el PCC (Partit dels comunistas de Catalunya). A los 21 años aprobé las oposiciones para la Administración del Estado y fui destinada a Badajoz, donde permanecí un año, volviendo luego a Barcelona.
En la Tesorería General de Seguridad Social de Barcelona fui delegada sindical por CCOO durante varios años y Presidenta de la Junta de Personal de la Administración del Estado.
El año que pasé en tierras extremeñas dejó huella en mí, y unos seis años después de mi partida, volví a Badajoz, buscando un estilo de vida más acorde a mis preferencias rurales.
Desde el año 1994 vivo en Badajoz y sigo trabajando en la Tesorería General de la Seguridad Social, como Jefa de Negociado. En esta ciudad, junto con otr@s compañer@s, fundamos la primera asociación por la Diversidad Afectivo Sexual de Extremadura “De Par en Par” hoy Fundación Triángulo. He sido miembro del AMPA del Colegio Público Arias Montano, durante los últimos ocho años y participo activamente en PODEMOS desde sus inicios, formando parte, en la actualidad, del Consejo Ciudadano de Podemos Badajoz.
MOTIVACIÓN

Mi motivación para ser concejal es, supongo, la misma que mueve a la mayoría de la población: hacer del lugar donde vivo una ciudad más habitable, donde todos sus habitantes puedan disfrutar de una vida digna. Tanto a mí, como a mis compañer@s del grupo municipal, nos gustaría ser pioner@s en una nueva forma de gestionar nuestros recursos. Una forma donde tod@s tenemos algo que decir, donde se lleven a cabo unos presupuestos participativos que equilibren el reparto del dinero público entre tod@s los habitantes, donde todo@s nos veamos en el derecho y en la obligación de ejercer gestión pública en algún momento de nuestra vida. Nuestra ciudad es nuestro hogar y debemos cuidarla como tal. ¡Hoy me toca a mí, mañana a ti!